Declaración de Principios

        

 

 

El Movimiento Campesino “Alfredo V. Bonfil” surge en Veracruz como una trinchera de lucha dispuesta a satisfacer las inquietudes de los campesinos quienes por falta de atención han desertado de otros organismos que no han podido o querido solucionar sus problemas; nace el 24 de junio de 1979 como protesta por la serie de asesinatos de dirigentes campesinos en toda la campiña veracruzana, ya que en esa década de los setenta, se vivió una de las peores épocas sembrando miedo y terror en el campo pues solamente en el lapso comprendido entre los años de 1975 a 1977 fueron asesinados 54 representantes campesinos en territorio jarocho, lo que hace pensar que este rosario de muertes fue la continuación del “accidente” en el cual perdió la vida Alfredo V. Bonfil el 28 de enero de 1973 al estallar el avión donde viajaba, sin que hasta la fecha se sepa si tal accidente fue casual o provocado.

 

Después del año 79 los campesinos de Veracruz quedaron huérfanos de representantes confiables porque sólo los incondicionales eran los únicos con voz para hablar de la causa agraria, porque sumisamente aceptaban lo que las autoridades querían y en ese estado de cosas  fue imposible la aplicación de la Ley Federal de Reforma Agraria y la Ley Federal de Aguas, sobre todo de esta última que en uno de sus revolucionarios artículos reducía la superficie de la propiedad privada a 20 hectáreas donde el Gobierno estableciera sistemas de riego; fue tal vez esta Legislación y contra quienes trataban, lo que desató la furia de la burguesía agraria de Veracruz pues de haberse aplicado seguramente hubieran resultado suficientes excedencias de tierras, para satisfacer la gran cantidad de solicitudes hechas por los campesinos.

 

Todo mundo reconoce la gran calidad que para la agricultura poseen los terrenos veracruzanos, ésta se acrecentaría agregando el riego, aprovechando el caudal de sus ríos y lagunas calculado en casi el treinta por ciento del total del país, lo que haría de nuestro estado un verdadero emporio agrícola con la capacidad suficiente para su abastecimiento y el de gran parte de México, pero para nadie es secreto también que hay una cultura de preferencia hacia la ganadería extensiva haciendo proliferar los ranchos ganaderos que arbitrariamente ocupan las mejores tierras de vegas y humedad, en tanto la gran mayoría de los cultivos se hace en lomeríos o terrenos accidentados más propios para la cría de ganado; por esta causa no se podrá hablar de modernizar al campo mientras no se establezcan sistemas de riego y se planifique la agricultura ubicándola en las partes más aptas y estableciendo la ganadería en los terrenos apropiados aunque esto signifique cambiar la mentalidad de mucha gente o legislando para que lo anterior se haga realidad.

 

 

En Veracruz existen grupos indígenas en casi todos los Municipios, hay regiones en que por lo abrupto se han conservado en toda su pureza las etnias; todos ellos aún esperan las atenciones que hasta hoy se les ha negado y por cuya incorporación real al progreso estamos trabajando.

 

Históricamente Veracruz ha sido pionero en la organización de los campesinos para buscarle lo mejor en todos los aspectos, así el veintitrés de marzo de mil novecientos veintitrés a instancias del Gobernador del Estado, Coronel Adalberto Tejeda Olivares se creó en el Estado la primera Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, que el veintiocho de agosto de mil novecientos treinta y ocho, quince años después dio origen a la Confederación Nacional Campesina, sin embargo actualmente los campesinos veracruzanos languidecen ante la falta de estímulos para la producción forestal, pesquera y agropecuaria porque los precios de garantía impuestos por el Gobierno sólo garantizan su pobreza pues nunca cubren los costos de operación y de cultivo; otra cuestión muy importante es recuperar la credibilidad del hombre del campo que no sabe a que organización atender de las muchas que ha patrocinado el sistema para debilitar la fuerza de una sola, que unida tendría poder suficiente para exigir, más que para suplicar sus derechos, aún sabiendo lo difícil que esto es por  los muchos intereses que se afectan, estamos luchando por lograr la unificación de todos  los grupos campesinos, a la fecha ya hemos  hecho alianza con diecisiete importantes núcleos a través del Congreso Agrario Permanente que tienen presencia en el Estado. Por lo anterior y por muchas razones más el Movimiento Campesino Alfredo V. Bonfil pretende que el agrarismo veracruzano se fortalezca a pesar de las adversas condiciones existentes y de tantos enemigos que tiene el sector agrario al que tratan de destruir culpándolo de todos los males sin reconocer como dijo el Licenciado Alfredo V. Bonfil: “Toda organización adecuada del país, para responder a las necesidades de sus habitantes, debe girar en torno al campo, ahí es donde se generan los alimentos, ahí es donde se genera la industrialización, ahí es en última instancia, donde se genera la riqueza de las Ciudades“.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s